Cómo adaptar la casa a una persona sin vista

Cómo adaptar la casa a una persona sin vista

Crear un hogar que facilite la independencia, la seguridad y la comodidad de una persona invidente debe ser una prioridad, pero, lograrlo es una actividad sencilla incluso más de lo que parece. 

Cabe destacar que para adaptar una casa a una persona invidente hay que tener en cuenta dos tipos de evaluación, inicialmente las necesidades actuales de la persona y luego las necesidades en el futuro, logrando así conseguir cuales son los puntos de la propiedad que le brindaran mayor seguridad y confort. 

Evaluación de la vivienda

Antes de comenzar a adaptar la casa para personas invidentes, se debe estudiar los espacios, analizando específicamente las vías de circulación entre las habitaciones, así como la ubicación de los muebles y los espacios que disponen de luz natural y artificial. En este proceso se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Permitir que la orientación de los espacios sean los mejores. 
  • Disminuir los peligros o riesgos, sobre todo cuando se trata de niños o personas de avanzada edad. 
  • Facilitar la localización de los puntos de interés, así como los objetos, entre otros elementos. 
  • Recibir toda la información y construir los espacios de forma comprensible y así realizar diferentes acciones.

Como mejorar los accesos a cada espacio

Para crear un centro accesible para los invidentes es necesario tener estas medidas concretas a continuación:

Visuales: es esencial para aprovechar el mayor rendimiento a cada espacio, para lograrlo es necesario tener en cuenta el tamaño de los objetos, ubicándose de forma que facilite el acercamiento, así como la utilización de colores para que estos se hagan más visibles, de igual forma es importante tener en cuenta la iluminación de cada espacio. 

Auditivas: este tipo de señales pueden facilitar la orientación de cada desplazamiento dentro del hogar, esto le permitirá estar alerta y recibir información inmediata cuando se acerca a los posibles peligros como un tramo de algún escalón. 

Táctiles: es importante diseñar las viviendas con texturas que permiten identificar cada espacio, por ejemplo, ayudando a desenvolverse en algún escritorio o en la encimera de la cocina. 

Como mejorar la seguridad en a casa de una persona invidente

La casa de una persona con discapacidad visual no solo depende de su diseño sino también de su seguridad, es importante eliminar los riesgos y fortalecer cada esquina de la propiedad para ello es importante consultar con cerrajeros profesionales y expertos en este tipo de discapacidad. A continuación algunas recomendaciones:

  • Si hay escaleras, es necesario marcar cada peldaño. 
  • Ventanas correderas para evitar golpes al abrir la puerta. 
  • No es recomendable que los espacios estén llenos de objetos, mientras menos cosas es mejor. 
  • Instalar duchas sin escalones, sin cortinas y sin barreras. 
  • Suelos antideslizantes. 
  • Los muebles deben estar fijados a la pared, para evitar accidentes, además se puede colocar cinta antideslizantes en las alfombras para evitar caídas. 
  • La puerta del baño debe tener una apertura hacia afuera. 

Finalmente, en la actualidad existen tendencias de seguridad en el mercado para adaptar la casa a una persona invidente, así que lo más importante para establecer la seguridad y la confianza de las personas que habitan en el hogar es fijarse en cada espacio y permitir la asesoría de expertos.